18 de enero de 2011

Moving!

¡Buenas noches!

Para variar, ahora debería estar estudiando porque mañana tengo un examen de kanjis, pero la "vagancia" se ha apoderado de mi cuerpo y no me deja estudiar, ¡con lo aplicada que soy yo! ...No cuela, ¿verdad? xD

Como ya me ha comentado un chico de la academia, a partir de este curso va a empezar "lo bueno": más gramática que aprender, más vocabulario que memorizar y, sobre todo, más kanjis (infernales). Supuestamente, al acabar estos tres meses sabremos mantener y entender una conversación básica (no como las de ahora, que son en plan indio: yo llamar Silvia, ¿cómo estar tú?) y sabríamos unos 200 kanjis, nada comparado con los 2000 kanjis que te tienes que saber para presentarte al Noken 1 (poquitos, ¿verdad? xD).


Así que creo que a partir de ahora voy a pasar más horas en las cafeterías de Shibuya estudiando como una loca; pero para eso aún falta un tiempecito, podemos seguir vagueando un poco más.

Por cierto, cambiando de tema: ¡me voy a mudar! Pero no de país, no os asustéis, que eso ya lo hice hace poco y es demasiado quebradero de cabeza; me cambio de casa. Por todos es sabido que Tôkyô no es una ciudad precisamente barata (por desgracia ya lo he podido comprobar en mis carnes...), así que encontrar un piso en la ciudad que sea más o menos grande y que no te cueste un ojo de la cara, un riñón y un pulmón es básicamente una utopía.

Hace tiempo que llevaba mirando algún pisito que estuviera bien para mudarme, pero en estos momentos no había suficiente pasta para alquilarlo yo sola. Una noche, cuando estaba tranquila metidita en mi futón dispuesta ya a soñar con los angelitos, me llegó un mensaje al móvil como caído del cielo: ¡compartir piso! Una amiga me propuso que viviéramos las dos juntas en su recién estrenado piso; "la pela es la pela", que dicen, así que ni me lo pensé y dije que sí.

Aparte de ahorrarme dinero (hay que ser sinceros), ya estoy un poco cansada de vivir en una guesthouse, compartiendo casa con personas que ni siquiera conoces, que vienen y van cada poco tiempo, no pudiendo tener toda la intimidad y privacidad que te gustaría. Así que, en poco menos de un mes, ¡me piro! Ah, qué bien sienta poder decirlo :)

Y en algo más de dos meses... Bueno, ese es otro tema del que ya hablaré, ¡que ahora tengo que ponerme a estudiar para mañana!

¡Hasta otro día!

12 comentarios:

zordor dijo...

Genial siempre se vive mejor en una casita que en una guest house :)

lorco dijo...

Ole, ole, pos tocara hacer una fiesta de inauguración, no??
:)

Chiqui dijo...

pero qué pasa dentro de dos meses?? qué ocurre?? ehhh??

Sílvia dijo...

@zordor: Sobre todo lo agradeceré por la intimidad, porque no es lo mismo compartir una casa con una persona que conoces que no con seis desconocidos más... ^^

@lorco: ¡Por supuesto! Las fiestas siempre son bienvenidas :D (siempre con el permiso de mi compañera de piso, claro :P)

@Chiqui: ¿Soy yo o tu comentario es más falso que un billete de 3000 yen...? xD

Edu dijo...

Qué ilusión Silvia!!!!, en el nuevo piso estarás a tus anchísimas!!!!!
Y creo que dentro de poco mas de 2 meses ya sé lo que pasará.......grrrrrr!!!!!!
Estudia mucho que seguro que serás una experta en la lengua Japonesa!!!

Muaaaaaaaaaaaa!

Sílvia dijo...

@Edu: ¡No sabes las ganas que tengo ya de pirarme! Estoy ya bastante harta de estar en esta casa; ¡quiero privacidaaaad! xD

Ya te iré manteniendo al corriente de todo ;)

Alberto dijo...

Genial, ya verás como tu experiencia en Japón mejora después de mudarte a un piso. ¡Y que suerte que puedas compartir porque te vas ahorrar bastante!

Tía, me alegro mucho por ti.

Sílvia dijo...

@Alberto: Seguro, seguro que mejora ;) ¡Qué ganas ya de mudarme! :P
Por cierto, bienvenido al blog ;)

Joel dijo...

Que bien sienta tener tu propio piso y tu propia intimidad. Desde que salí de casa para empezar la carrera he compartido piso con 2, 3 e incluso 4 personas y es un infierno. Lo mejor, creo yo, es ser dos y bien acompañados. Lo bien que estuve a principios del 2010 cuando me fui a vivir solo. Pero como ya he dicho, lo mejor dos personas. Eso sí, bien avenidas.

Suerte en tu nuevo piso!

Sílvia dijo...

@Joel: Es la primera vez que compartiré piso con alguien, así que me fío de tu palabra de que tres ya son multitud ;)

¡Gracias por comentar! ^^

Chiqui dijo...

qué pasa con esa actualizacion??? vamosssssssss

Sílvia dijo...

@Chiqui: Como a los niños pequeños: las cosas se piden "por favor" xD Además, no hay prisa... ^^