28 de octubre de 2010

Tifoncillo a la vista

¡Buenas tardes!

Parece que lo bueno ya se acabó. Hasta hace pocos días el tiempo en Tokyo era más o menos bueno; temperatura no muy baja (alrededor de los 17º normalmente) y alguna que otra llovizna que molestaba lo justo.

Hoy al despertarme y salir del futón... se me han congelado las pocas ideas que pudiera tener todavía. Según marcaba, estábamos ¡a 9ºC! Y es que si el resfriado todavía no había hecho acto de presencia, yo creo que para este fin de semana ya lo tendré de compañero perpetuo xD.

Pero, además del frío, también nos hace una visita la lluvia y no parece que se quiera ir pronto a casita. Yo no tenía ni idea pero hoy me ha dicho una amiga que para este fin de semana se espera un tifón en Tokyo. He estado mirando un poco por internet y parece ser que este tifón viene de las islas del sur de Japón (sobre todo Okinawa), donde algunos miles de personas han tenido que ser evacuadas por precaución. Y éste es el amiguito que nos visitará este fin de semana:


Entonces, ¿qué hago yo este fin de semana? Aún no tenía pensado ningún sitio al que poder ir, pero viendo el panorama que se avecina parece que no hay muchas opciones. Aun así ya pensaré en algo, porque no me pienso quedar dos días encerrada en casa sin hacer nada; ¡me consumiría totalmente! No tengo vida social pero tampoco quiero ser una hikikomori xD

En fin, voy a estudiar un poquillo que mañana vuelve a haber examen.

¡Hasta otro día!

26 de octubre de 2010

El cartero siempre llama... tropecientas veces

¡Buenas tardes!

Esta mañana había una especie de evento montado en el Sunshine City de Ikebukuro para los estudiantes extranjeros que han venido aquí a estudiar japonés. Sinceramente no tenía mucha idea de qué iba la cosa, para variar (debería informarme más antes de ir a cualquier sitio, ¿no? xD), pero he ido igualmente con algunos compañeros de academia. Había un montón de stands montados para informarte sobre formación profesional y carreras universitarias, tipo Diseño y cosas así, para aquellos que estuvieran interesados en estudiar en Japón. Yo, de momento, no estoy interesada; en un futuro, quién sabe... ^^

Así que simplemente me he dado una vuelta y al cuarto de hora ya estaba cansada de tanto mirar; primero porque, como he dicho, de momento no me interesa nada, y segundo porque me estaba agobiando de tantísima gente que había. Total, cuando iba a irme me he encontrado con dos compañeros de clase que también estaban aburridos y nos hemos ido por Ikebukuro a comer ramen xD

Cambiando de tema, desde hace más o menos una semana me encontraba cada día un papelito en el buzón conforme un mensajero se había pasado pero no había nadie en casa en ese momento. Supuestamente tenía que llamar al número que había escrito en la notificación para avisar de cuándo me podían entregar el paquete; por suerte, una profesora de la academia me ayudó y llamó en mi lugar, que sino podían darme las tantas intentando hacerme entender xD

Hoy, por fin, ha llegado el paquete. No tenía ni la más remota idea de por qué Softbank me tenía que enviar algo: ¿un regalito, una factura (poco probable), no saben en qué gastarse el dinero y envían paquetes vacíos al azar a diestro y siniestro...? Mejor dejo de especular y abro el paquete, ¿no?

Perfecto, me he quedado igual. Abramos la otra caja de dentro del paquete a ver qué puede ser...


¡Anda! Un router WiFi totalmente gratuito (espero que así sea y no me lleve una sorpresa cuando me llegue la factura mensual xD) para poder conectarme a internet desde el iPhone sin tener que pagar. Mira tú qué majos son. Aunque ahora no me hace falta ya que me conecto desde la red WiFi del portátil, pero se agradece el detalle xD.

Al menos esta vez el mensajero no me ha pillado justo saliendo del lavabo... xD

¡Hasta otro día!

24 de octubre de 2010

Odaiba

¡Buenas noches!

Anoche intenté quedarme despierta hasta tarde para al menos poder escuchar el partido del Barça contra el Zaragoza. Como empezaba bastante pronto (a las 18h hora española), decidí que acostarme sobre las tres de la madrugada tampoco sería demasiado. Así que iPhone en mano estuve escuchando la retransmisión de Catalunya Ràdio (me encanta el iPhone, se pueden hacer tantas cosas... :D ), pero... me quedé sopa xD. Creo que llegué hasta el final de la primera parte, porque cuando me desperté estaban en el descanso. Así que, nada, intento fallido xD.

Sinceramente, no sabía qué hacer hoy, así que ayer justo antes de acostarme me vino de repente a la cabeza la palabra Odaiba. Pues, ea, dicho y hecho: tren hasta Shibuya, línea Ginza de metro hasta Shimbashi y de ahí hasta Odaibakaihinkôen con la línea Yurikamome. Lo que está bien de esta última línea de tren es que las vías son elevadas y el tren está totalmente automatizado, no hay conductor. Además, pasas por el Rainbow Bridge, que es muy bonito (sobre todo iluminado por la noche).

video

Perdón por el meneo de las imágenes; no es mi pulso, es el traqueteo del tren xD

Nada más salir de la estación, caminando un poquito te encuentras con el centro comercial Deckss, y en una de sus callecitas interiores me encontré con un mono (no, no me refiero a alguien muy feo...). Era como un espectáculo de estos de circo en el que el animal sabe hacer un montón de cabriolas y cosas así para divertir a la gente.

Aunque a veces al mono se le notaba algo enfadado; te llevan atado a una cuerda, con una especie de kimono puesto y haciendo monerías (nunca mejor dicho) para que la gente se ría de ti, pues normal que estuviera cabreadillo, ¿no? xD
Después he ido al edificio de Fuji TV, que es bastante famosillo por la esfera dorada gigante que hay incrustada en medio de sus dos edificios, además de porque emiten o han emitido series y programas que han tenido bastante éxito, tipo One Piece (ahora lo está "petando") o Densha Otoko (qué recuerdos... xD).
Por ejemplo, había esta especie de exposición del anime de One Piece. Yo habré visto 3 ó 4 capítulos en la autonómica catalana, así que no me llamó mucho la atención, pero a los verdaderos fans seguro que les gustaría muchísimo.


Luego he subido a la esfera gigante, que también es un observatorio y se encuentra en el piso 25. Lo que no sabía yo es que hay que pagar entrada (nada, 500 yen), pero hay que sacar pasta de donde se pueda, ¿no? Por desgracia las vistas no eran demasiado buenas ya que estaba todo nublado.

Además, en esta planta había una especie de exposición sobre la tercera entrega de la película The Last Message: Umizaru, que se ve que tiene bastante fama por aquí. Trata del rescate de los supervivientes de una estación petrolífera que ha tenido un accidente grave, así que los guardacostas (los "protas") tienen que salvarlos. O algo así xD.

Y ésta es la mascota de la cadena.


No es que sea una visita obligada ir a Fuji TV, pero no está mal.

En fin, luego me he ido a dar una vueltecita a ver qué más cositas me encontraba por el camino.

"Coño, ¿tanto he caminado (y nadado, claro xD) que he llegado hasta Nueva York?" A los japoneses les gusta mucho los monumentos y estatuas de otros países, así que han optado por tener su propia Estatua de la Libertad, además ya de su Torre Eiffel pero en rojo (la Tokyo Tower, vamos xD). Ésta, eso sí, era más pequeñita.

Siguiendo la música cual ratita del Flautista de Hamelín, he llegado a este parque donde estaban poniendo música tipo reggae. La pena es que justo en ese momento ha empezado a llover y todo se ha ido al garete. Me he resguardado justo a tiempo antes de que empezase a caer de verdad, aunque de poco me servía porque no llevaba ningún paraguas y aún tenía que volver a casa... He estado sentada tranquilamente en una mesa de una especie de bar, esperando durante casi una hora a que arreciara un poco la lluvia, y luego he vuelto a la estación de Daiba que estaba más cerquita.

La putadilla es que justo al salir de la estación donde está mi casa la lluvia ha vuelto a engordar y tengo de camino unos 10 minutos. Total, que he llegado completamente empapada, así que en un par de días el resfriado hará acto de presencia; pero me lo tengo merecido por no llevar paraguas xD

En fin, voy a cenar y luego pronto a la camita, que me han enviado una carta totalmente incomprensible del Mitsubishi (y eso que está supuestamente en inglés xD) y tendré que ir mañana a que me la descifren xD

¡Hasta otro día!

23 de octubre de 2010

Paseíto por Ginza

¡Buenas noches!

Como ayer no dormí casi nada, hoy me he despertado a las 12h del mediodía; diez horas bien majas que he dormido. Me lo he tomado con muuucha calma y sobre las 13:30h he pillado el tren hasta Ginza, menos de 30 minutillos.

Para ponernos en situación, dicen que Ginza es uno de los barrios más caros de Tokyo, con muchas tiendas "pijas" tipo Channel, Bulgari, Burberry's... Hasta he visto una tienda Lladró ^^ También hay varios centros comerciales con marcas bastante carillas, como el Matsuzakaya.

Al haber tantas tiendas y tanta gente que va a visitarlas, los fines de semana cierran algunas calles al tráfico, así la gente puede pasear tranquilamente sin sentirse el estar en una lata de sardinas.


A la primera en la que he entrado ha sido a UNIQLO (se lee yunikuro en japonés, no "uniculo" xD); tiene ropa maja y más o menos baratita, aunque no he visto nada que me gustase especialmente. En uno de los centros comerciales, que ahora no me acuerdo cómo se llama, me he comprado un pantalón y un jersey, que ya empieza a hacer fresquito de verdad y hay que abrigarse bien para no pillar un resfriado.

Hasta me he encontrado con Spiderman, una calabaza con patas y algo parecido al malo de Scream, aunque con una mano algo rara y midiendo casi dos metros xD


No he estado demasiado en Ginza, había mucha gente y demasiadas tiendas pijillas que a mí no me interesan. Así que he cogido el metro y he acabado, para variar, en Harajuku; no sé por qué suelo acabar ahí... Me he dado un paseo por Omotesando-dori y he ido, por fin, a Takeshita-dori. Para quien no sepa qué tiene de especial esta calle, en ella hay montones de tiendas (pequeñitas la mayoría, no da para más el espacio xD) con ropa de todo tipo, como por ejemplo para gente gótica y demás "tribus urbanas" de las que no tengo ni idea cómo se llaman.

Esta foto está extraída de Google, no me ha dado la cabeza para hacer fotos cuando estaba ahí xD


Como Harajuku está al lado de Shibuya, he decidido ir andando, y algo curioso que me he encontrado ha sido ésto en una de las puertas de entrada al parque de Yoyogi:

video


Gente practicando Thriller, de Michael Jackson. Según me ha explicado una de las chicas que estaba bailando, es una especie de "megaquedada mundial" en la que se bailará Thriller a exactamente a la misma hora en diferentes países del mundo. Sé que tiene un nombre, como los famosos lip dubs que se han puesto tan de moda hace relativamente poco, pero ahora mismo no tengo ni idea :P

Y eso es todo por hoy. He llegado a casa, me he duchado, he escrito la entrada y ahora me pondré a cenar, que tengo un hambre que sería capaz de comerme una vaca entera.

¡Hasta otro día!

22 de octubre de 2010

¡A radiarnos!

¡Buenas tardes!

No sé por qué pero desde hace un par de semanas me estoy acostando bastante tarde, sobre la 1 y pico de la madrugada. Normalmente está bien, porque me levanto sobre las 10 y puedo dormir casi nueves horas, que no está nada mal. Sin embargo, hoy a las nueve de la mañana tenía que estar en la escuela, así que entre acostarme a las 2 y levantarme a las 7 de la mañana, pues como que estoy algo zombie todavía. Al menos he podido aprovechar que me levantaba tan pronto para ir a tirar la basura (hoy tocaba las botellas de plástico), que esta semana me toca a mí (cada semana se cambian los turnos con todos los que viven en la guesthouse). Aún hay cosas que no pillo bien en qué cubo exactamente se tienen que echar, pero ya iré cogiendo el tranquillo.

A lo que iba, que hoy ha tocado ir pronto a la escuela para comprobar que no tengamos tuberculosis (o_O!). Creo que esta prueba también se la hacen a los estudiantes japoneses cada cierto tiempo, pero pienso que es más normal que nos la hagan a nosotros, ya que hay muchos estudiantes en la academia y de muchos países distintos, así que vete tú a saber qué "bichitos" podemos haber traído hasta aquí. Ahora me acuerdo de un caso, cuando aún estaba haciendo prácticas de Enfermería, en el que una chica extranjera vino a España porque en su país no conseguían ningún tratamiento completamente efectivo para la tuberculosis que tenía (se ve que era una cepa muy resistente); y a la muchacha no se le ocurre otra cosa que, estando embarazada, pillar un avión a España sin ningún tipo de protección para con el resto de pasajeros (la tuberculosis se transmite por vía aérea) ¡siendo estudiante de medicina de quinto curso!

Bueno, que me he ido otra vez por los cerros de Úbeda... Sobre las 9:15h hemos salido en tropel, calculo unas 30 personas y las que aún quedaban por venir, y todos juntitos a caminar tipo "Verano Azul" pero sin bicicletas xD. Yo me pensaba que iríamos a algún tipo de clínica o al hospital, pero nada más lejos de la realidad...

¿Oficinas del distrito de Shibuya? ¿Es que venimos a hacer algún tipo de papeleo... o qué? ¡Pues no! Subimos al primer piso, nos sentamos en unos cómodos sofás y a esperar a que las profesoras nos llamen por nuestro nombre para ir pasando a lo que realmente hemos venido. Por suerte a mí me ha tocado de las cinco primeras, así que ha sido rapidito. Muchas palabras en japonés de la ¿enfermera? que no tenemos ni papa de lo que dice, nos da una batita de estas de usar y tirar y directas a la "antesala" a quitarnos la parte de arriba (sujetador incluido, claro, que si lleva aros metálicos como que la máquina puede petar o vete tú a saber xD). Además, justo detrás de la máquina de radiografías había una pequeña televisión en la que te explicaban, en tu idioma, qué debías hacer (respira profundamente, ahora relájese...); aunque creo que leí la palabra "respirasión", pero no estaba muy atenta xD.


Ha sido todo muuuy rápido, ni diez minutos hemos tardado las cinco en hacernos las radiografías. De ahí en adelante, cada uno a hacer lo que le dé la gana; eso sí, a las 13:30h en punto en la academia, que había examen.

En fin, esto es todo por hoy. Vuelve el fin de semana y no tengo ni idea de lo que voy a hacer... Esto de no conocer todavía a nadie es un poco putadilla porque no puedes preguntar qué sitios te podría recomendar pero, mirándolo por otro lado, no estoy atada a nada ni a nadie (bueno, sí, a los horarios del tren xD). Aunque para algo está internet, ¿no? ^^

¡Hasta otro día!

20 de octubre de 2010

Ichiban!

¡Buenas tardes!

Iba a empezar poniendo alguna frase en japonés pero va a ser que el portátil es de España y no tengo ni pajolera de cómo puedo poner caracteres japoneses por aquí, así que mejor lo dejamos para otro día xD

Como ya dije, en la academia haremos cada viernes un pequeño examen para repasar lo que hemos dado durante esa semana. El viernes pasado tuvimos el primero y ayer nos dieron los resultados; no me tendré que pegar un tiro xD



Saqué 100 puntos sobre 100, la única de la clase que ha sacado esta nota (otro chico sacó 99 puntos). No obstante, como se puede ver en la foto (lo poco que se ve >_<), este examen lo puede hacer un niño de cinco años con los ojos cerrados, así que tampoco tiene mucho mérito; además que yo esto ya lo había estudiado en Barcelona y no me venía de nuevo. Igualmente es un buen comienzo, ¿no? A ver qué tal mis notas de aquí a tres meses... xD

Y de momento poco más tengo que contar. La rutina es lo que tiene, que casi siempre es lo mismo xD Bueno, sí, esta tarde hemos estado enseñando un poco de español a un compañero de clase taiwanés. "Decidme algunas cosas que le pueda decir a una chica en español"... A menudos has ido tú a preguntar xD Lo más decente que le hemos enseñado es "en tu casa o en la mía", con eso lo digo todo xD

Ahora que me acuerdo, el Barça juega hoy un partido de la Champions a las 20:45h (hora española, claro). Cómo echo de menos ir con mis amigas a "nuestro bar" a ver cada partido que jugaba el Barça... Eso sí, en noviembre no me pienso perder el Barça - Madrid, aunque tenga que verlo sola y recorrerme todo Tokyo para encontrar algún bar que lo retransmita. Se nota que me gusta el fútbol, ¿no?

En fin, ya he desvariado mucho por hoy. Voy a buscar algo que hacer este fin de semana, a ver qué sitios puedo ir a visitar ^^

¡Hasta otro día!

18 de octubre de 2010

Yasukuni Jinja

¡Buenas noches!

Hoy es lunes y vuelve a empezar de nuevo otra semana, mañana hará tres semanas que estoy aquí (un dato sin importancia pero que me hacía ilusión decirlo xD).

Al salir de la academia he ido a Don Quijote (tienda tipo "veinte duros" pero a lo bestia, puedes encontrar prácticamente de todo) a mirar algunas cosillas que me hacían falta, por ejemplo un secador, que no quiero pillar un resfriado cuando empiece el frío de verdad; y al final he acabado comprándome eso, una plancha para el pelo de estas que te hacen tirabuzones (un antojillo que tenía desde hace meses), una funda para mi nuevo móvil y un paquete de chicles. Conclusión: si eres de los que no puedes evitar gastarte el dinero en "chorraditas", no entres xD.

Cambiando un poco de tema, ayer fui al templo Yasukuni, muy cerca del Nippon Budokan y por consiguiente del Palacio Imperial, a ver un matsuri que hacían. Como de estas cosas no me entero mucho de cuándo son, aproveché que lo dijo Ikusuki por su twitter y le copié descaradamente la idea xD.

El templo de Yasukuni es un templo cargado un poco de polémica. Está edificado en recuerdo a aquellos que murieron por proteger Japón en las diversas guerras que se han sido sucediendo desde que se edificara, en el 1869. No obstante, todos sabemos (haced un poco de memoria de las clases de historia del instituto xD) que Japón fue considerado en la Segunda Guerra Mundial como uno de los integrantes del "Eje del Mal", junto con la Alemania de Hitler y la Italia de Mussolini. En este templo sintoísta, del que ya he dicho es en recuerdo de los que dieron su vida por Japón, se hace homenaje también a 14 personas consideradas como criminales de guerra por su participación en dicha guerra.

La polémica se incrementó a raíz de que varios políticos japoneses, primeros ministros incluidos, visitaran "el templo de la discordia", provocando conflictos con países que fueron "víctimas" de todos los crímenes de guerra que el entonces ejército y gobierno japonés pertrecharon, entre los que se encuentran China, Corea y Taiwán.

Bueno, no voy a dar lecciones de historia con lo poquísimo que sé, además para eso ya están los libros, sólo decir que la visita de ayer me vino que ni pintada. Justo el sábado por la noche acabé de leerme el libro "Las Orquídeas Rojas de Shanghai", de Juliette Morillot, en el que la autora (que está especializada en Corea) narra la historia real de una mujer coreana que supuestamente conoció hace varios años mientras ella vivía en Corea.

La historia cuenta cómo una chica, por no decir niña, de sólo 14 años fue secuestrada por las tropas japonesas a la salida del instituto. En esa época el Imperio Japonés había desplegado un grandioso ejército para intentar invadir y hacer suyos varios puntos de Asia, como por ejemplo las ciudades de Shanghai y Nanking en China (entre muchas otras), Corea (por entonces aún no se había escindido en dos), Taiwán, Singapur, Malasia... Así, a la protagonista de este relato, llamada Kim Sangmi, se la llevaron a Shanghai con la falsa promesa de trabajar en alguna fábrica; a los pocos días, supo realmente cuál sería su cometido.

"Mujeres de consuelo"; así es cómo llamaban a las jóvenes que habían sido traídas a la fuerza para trabajar como prostitutas al servicio del ejército japonés, ya que los soldados necesitaban "relajarse" de vez en cuando para poder rendir mejor en el campo de batalla. De esta forma, según cuenta el libro, Sangmi era obligada a mantener relaciones sexuales con cualquier soldado que buscase sus servicios, llegando a tener 20, 30, 40 "servicios" al día con palizas, vejaciones, enfermedades... Aunque luego descubriría que esta tortura no sería la única que tuviera que sobrellevar durante años.

Puede parecer un argumento un poco "gore", pero fue la realidad que se vivió en ese momento. Miles de niñas, chicas, mujeres, incluso ancianas, fueron violadas, torturadas y asesinadas durante el paso de las tropas japonesas por los distintos lugares de Asia Oriental; algo de lo que hoy en día Japón trata de mencionar muy de pasada en sus libros de historia y de lo que aún no se han "arrepentido", tal y como hicieron en su momento Alemania e Italia.

Este libro sinceramente te llega al alma, te hace pensar en los horrores que puede sufrir una única persona a lo largo de su todavía corta vida, cómo tuvo que intentar madurar a marchas forzadas, la supervivencia llevada hasta el extremo, cómo una persona puede tener tanta fuerza moral para seguir viviendo pese a estar en el infierno, los horrores que se llevaron a cabo que nosotros jamás podríamos ni imaginar.

Es una lectura que de verdad recomiendo a todo aquel que esté interesado o simplemente tenga una pizca de curiosidad; en mi opinión, vale mucho la pena.

Y volviendo al tema, pongo algunas fotitos del templo, donde habilitaron un pequeño escenario en el que hicieron todo tipo de representaciones tradicionales, aunque como no tenía ni idea de japonés no sabía bien de qué iban xD.






Esta es una foto de un avión militar japonés de la Segunda Guerra Mundial, no sé si es real o una imitación, que tienen en exhibición dentro del museo que se encuentra en el recinto.


Esto es un cañón (como se puede intuir xD),...


...y esta es la munición que se utilizaba, que medía como medio metro de altura.


Y aquí una torii; cómo me gustan estas "puertas" ^^


Esto es todo por hoy, que aún tengo que hacer los deberes (dos minutillos y listo) y cenar.

¡Hasta otro día!

PD: Veo que no me cansaré de pedir perdón por la calidad de mis fotos xD.

17 de octubre de 2010

Mi nuevo caramelito

¡Buenas noches!

Hoy he ido a visitar el templo de Yasukuni, que se ve que había un matsuri (festival), pero eso ya lo contaré mañana porque ahora toca hablar de mi nueva adquisición.

Después del templo de Yasukuni, he mirado el mapa y he visto que Akihabara estaba bastante cerca, a unos 15 minutos caminando desde ahí, así que he decidido ir ya que me tenía que comprar algunos DVDs vírgenes para grabar cositas que tengo en el ordenador que me ocupan espacio.

Es sabido que "Akiba" es el barrio por excelencia de la tecnología; puedes encontrar de todo: cámaras, ordenadores, televisiones, videojuegos, componentes para ordenador y un sinfín más de cosas. Como ya estaba algo agobiada de tanta gente y tan poca cosa que hacer después de comprar lo que tenía que comprar (no entiendo de ordenadores y toda la pesca, así que yo poco más tenía que hacer ahí xD), me he dicho de ir a dar una vuelta por Harajuku.

Caminando por Omotesando, tranquilamente, me he topado con una tienda en la que aún no había entrado pese a haberlo pensado muchas veces. Así pues, he entrado, he rezado para que alguien hablase en inglés (español ya era mucho pedir xD) y me ha atendido una chica muy maja que me ha dado la información que yo buscaba.

A ver, ya que estaba ahí, hubiera sido una pena que me fuese con las manos vacías, así que he decidido comprar "algo"; además que en estas cosas soy bastante fácil de convencer. Me ha explicado todo con pelos y señales en un perfecto inglés, hemos estado charlando un rato (me ha dicho que era de las afueras de Tokyo y que tenía un amigo madrileño xD) y me ha dicho que, mientras ella hacía el papeleo, podía tomarme algo de la máquina expendedora (gratis, por cierto xD).

El papeleo la verdad es que no ha durado mucho y no me han puesto ninguna pega para poder comprar mi "regalito". Y tras haber pasado algo más de una hora desde que entré por la puerta, he salido con una sonrisa de oreja a oreja, sólo hacía falta verme.

Pero, ¿qué es lo que me he comprado? Aún no lo he dicho, ¿no? Pues mejor una imagen que mil palabras, o eso dicen:


¡¡Mi nuevo iPhone 4!! Sé que la calidad de la foto deja muchísimo que desear, pero qué le vamos a hacer, de donde no hay no se puede sacar (y me refiero a mí, no a la cámara xD). Ya había pensado en comprarme un móvil japonés ya que me será más cómodo aquí que no usar mi móvil español, pero sinceramente no pensé que sería éste. Quizá me haya precipitado y debería haber cogido uno en el que las cuotas mensuales de conexión y todo eso hubieran sido más baratas, pero me hacía ilusión tener un iPhone ^^
En fin, creo que ya es hora de despedirme, que ya es medianoche y mañana hay clase.
¡Hasta otro día!

16 de octubre de 2010

Monte Takao

¡Buenas tardes!

He llegado hace un rato y anda que no se está bien aquí sentadita, relajada, intentando descansar...

Ayer estuve mirando un poco en algunos blogs de otros españoles que viven aquí en Japón y que llevan más tiempo que yo (eso es fácil xD) para ver dónde podía ir de excursión. Me apetecía más ir a algún sitio rodeado de naturaleza y no a algún barrio o ciudad entre edificios y cientos de personas, así que mirando un poco me decidí por ir al Monte Takao.

Así que, miré la web de los trenes para saber qué líneas debía coger: desde la estación de Meidaimae hasta la de Kitano, coger la línea Takao y de ahí directamente hasta la parada de Takaosanguchi (todas de la línea Keio, así que me vino de perlas ^^). En total, 350 yenes y unos 54 minutos de trayecto. Aunque he de decir que el viaje me llevó casi hora y media ya que me confundí y cogí una línea que tiene dos recorridos posibles, uno a Takaosanguchi (adonde yo iba) y otro a Hashimoto; cogí la que lleva hasta Hashimoto. Por suerte me di cuenta a tiempo y sólo tuve que volver un par de paradas hacia atrás para coger la correcta.

Cuando ya llegué a mi destino, sobre las 14:45h, seguí a toda la masa de gente (ya que no tenía mucha idea hacia dónde estaba el supuesto monte xD) y llegué hasta el pie del funicular. Este funicular te sube hasta una altitud determinada, así el camino hasta la cima es más corto, pero si lo prefieres puedes subir todo el camino a la cima a patita. Hay varios senderos que te llevan hasta arriba del todo; de 30 minutos, de 60, de 90... ¿Y cuál escojo yo? Pues el de 90 minutos, claro está; total, tenía tiempo y nada mejor que hacer, así que me dije: bueno, pues lo subo tranquilamente caminando.
Menuda idea fui a tener... ¿Mis razones? Primero: soy una fumadora y eso repercute a la hora de hacer ejercicio (menuda novedad xD); segundo: el ejercicio y yo no somos muy buenos amigos; y tercero: hace años que no hago ejercicio con regularidad, creo que desde que hacía natación (o sea, hace unos 10 años, sin contar las clases de gimnasia en el instituto, claro xD). Pero, bueno, estoy aquí para disfrutar de todo lo que pueda y me gusta hacer excursiones por la naturaleza. Así que elegí itinerario, el número seis, me compré una botella de agua y p'arriba.

Al principio del camino, a unos cinco minutillos caminando, te encuentras justo con un pequeño templo en la montaña, con una pequeña cascada y todo; algunos japoneses se pararon a rezar y yo, a hacer fotos.

A partir de ahí ya no hay ningún tipo de templo ni edificación durante el camino, sólo mucha vegetación, mucha gente volviendo abajo y pocos subiendo (claro, a esas horas era normal xD).


Hasta tuve que caminar por encima de las piedras que había colocadas (¿de forma natural o por el hombre...?) justo por en medio de un pequeño riachuelo.


Hice muy pocas fotos del camino de subida, suficiente tenía con mantener la compostura mientras perdía el aliento con cada metro que avanzaba xD.

Durante el camino hay algunos carteles que te van informando de cuánto queda más o menos para llegar hasta la cima, unos puntos de información numerados del 1 al 14. Lo peor de todo para mí fue la subida a partir del punto 13. Puedes ponerme una cuesta con una pendiente pronunciada, puedo ir por medio de riachuelos, puedo sortear raíces enormes de árboles, hasta me puedes poner 50 kilos de peso encima, ¡pero no me pongas escaleras!

Y habían más, no os penséis que sólo habían ésas xD

Pensando que ya había pasado el último punto y quedaba poco para llegar, las fuerzas me volvieron (tras varios descansos de un par de minutos, claro xD). Y... ¡sí, ya he llegado! Unos pocos metros más y mi dignidad no habrá muerto en vano xD.




El cielo estaba algo nublado así que no se veía tampoco muchas cosas, pero al menos pude ver cómo algunos árboles ya empiezan a cambiar sus hojas por el típico color de otoño ^^

Bueno, un momento de relax para descansar y admirar las vistas, y para abajo, que aquí empieza a oscurecer sobre las 17h (eran las 16:50h o algo así) y hace algo de rasca (nota a mí misma: la próxima vez tráete una chaqueta que abrigue más xD). Esta vez cogí un camino de vuelta algo más corto, así que simplemente seguí a la gente. Fui por un camino asfaltado, por donde van los coches, así que no me tenía que preocupar mucho de dónde pisaba aunque fuera oscureciendo cada vez más rápido. Además, por este camino me encontré bastantes más templos que por el otro.





La bajada tampoco es que fuera un camino de rosas porque, a pesar de estar asfaltada y ser más cómoda que no andar esquivando raíces y riachuelos, la pendiente era constantemente de unos 45º y era cansado, además que no veía mucho el suelo ya que había oscurecido del todo; bajé detrás de una pareja que (lista ella) se había traído una linterna.

Y poco más. Fui a un konbini a comprarme un par de sándwiches, que estaba hambrienta, y ver cómo sendos policías dirigían el tráfico después de que hubiera habido un choque frontal entre dos coches (por suerte los dos conductores estaban ilesos).

¡Hasta otro día!

15 de octubre de 2010

"¡Están locos estos romanos!"

¡Buenas tardes!

Viernes; ya se ha acabado la semana en lo que a la academia concierne y tengo que decir que, por fin, hemos terminado de dar el hiragana, ¡yuhuuu! Es toda una proeza, ¿eh? xD Pronto empezaremos con el katakana y supongo que luego ya vendrán los kanjis.

Hoy hemos tenido el primer mini examen del año. Cada viernes tendremos uno para repasar lo que hemos dado durante toda la semana, así supongo que se nos irá quedando más en la cabeza. La verdad es que ha sido muuuuy fácil, incluso demasiado diría yo: escribir todo el alfabeto hiragana, unos cuantos ejercicios de gramática y un listening. A cualquier amigo mío que le preguntéis os dirá que soy una persona bastante pesimista, pero he de decir que si no apruebo con más de 95 puntos directamente me pego un tiro en vivo y en directo xD

Después del examen, en el que me he tirado unos tres cuartos de hora mirando al vacío porque ya había terminado, hemos seguido dando clase y durante los últimos 10 minutos han venido dos profesoras que nos hacían de traductoras (una de chino y la otra de inglés) a contarnos algunas cositas. Nos han estado hablando sobre un matsuri que hay el día 26 por Ikebukuro (no me he enterado muy bien de qué iba :S), de una especie de chequeo médico al que nos tenemos que someter toda la clase el día 22 de este mes (una prueba de tuberculosis y unas radiografías, o algo así o_O) y, aquí viene lo bueno, ¡sobre el examen del Noken! Entendería que nos hubieran hablado sobre el nuevo N5 o el N4 que se va a celebrar (creo) en diciembre, ya que a éstos podríamos presentarnos y tener posibilidad de aprobar, pero es que nos han informado sobre el N2 y el N1. ¿Que se les ha ido la pinza o qué? xD A ver, estaban hablando con la clase que está en el nivel más bajo (por el momento xD) de la escuela, que ni siquiera hemos empezado con el katakana y nos preguntan si estamos interesados en realizar clases opcionales para poder presentarnos al N2 o al N1... En fin, quiero creer que simplemente era su obligación el informarnos sobre esto xD

Y para acabar, me he pasado por un konbini a comprarme la cena y me he decidido por esto, que no sé muy bien de qué está relleno, pero bueno xD


Si os fijáis bien en la pegatina del envase, pone "tortillas"; ¿qué tiene esto de tortilla? xD Yo cuando imagino "tortilla" me viene a la cabeza nuestra tortilla, la de patatas, pero supongo que se referirá a algún plato parecido al de algún país hispanoamericano.
En fin, esto es todo por hoy. Sinceramente, no sé qué puedo ir a visitar este fin de semana; había pensado en Chiba, no se me viene mucho más a la cabeza, así que seguramente mañana acabe ahí, ya veré xD.
¡Hasta otro día!

14 de octubre de 2010

Mi casaaaa... Teléfonoooo...

¡Buenas noches!

Creo que aún no he explicado cómo es más o menos la guesthouse en la que estoy viviendo ahora; es una casa, no un piso. Bien, se divide en dos plantas: la de abajo, que está a pie de calle, tiene tres habitaciones, la cocina, un pequeño salón, la ducha y el lavabo (en Japón suele estar separada la ducha de lo que es el "meadero" en sí xD); y en la de arriba, donde yo estoy, sólo hay cuatro habitaciones conectadas por un pasillito.

Para subir al segundo piso hay una escalera en la parte izquierda, por fuera de la casa, y justo al final a la derecha está la puerta que da a las habitaciones y al fondo de la escalera hay otro pequeño lavabo, así no tienes que molestarte en bajar al primer piso si tienes que utilizarlo, sobre todo si es por la noche y tienes riesgo de esmorrarte contra el suelo (no tengo buenas experiencias con las escaleras ya que de pequeña me caí por una de caracol y me abrí la cabeza xD).

¿Por qué cuento esto? Primero porque tampoco tenía mucho de lo que hablar (xD) y segundo para explicar algo que me pasó ayer. En esta otra entrada, cuando por fin me pude abrir la cuenta bancaria, estaba a la espera de recibir una tarjeta (no es de crédito como pone en el post, es sólo para sacar dinero en los cajeros, la kyasshu kaado o cash card en verdadero inglés xD) que me la enviarían directamente a casa.

Ayer, como cualquier otro día, me desperté a una hora más o menos decente y estuve un rato en el ordenador antes de tener que arreglarme ya para ir a la academia. En uno de esos momentos, como a cualquier otro mortal, me entraron ganas de hacer pis (lo diremos de una forma elegante xD) y fui al lavabo; en pijama, despeinada y con la cara aún sin lavar. Justo cuando salgo del lavabo (que, no olvidemos, está al final de una escalera "al aire libre") oigo "¿Silvia-san?". El susto que me pegué fue pequeño xD.

Era el cartero, que me había traído la carta con la kyasshu kaado y se la tenía que firmar. Pero, ¿tenía que llegar justo en ese momento, recién levantada y saliendo del lavabo? xD


Y ésta es la tarjeta en cuestión, con los personajes de Winnie the Pooh; es mona ^^

¡Hasta otro día!

13 de octubre de 2010

Kamakura

¡Buenas tardes!

Qué bien sienta cuando llegas a casa con una bolsa llena de chorraditas para zampar, a cada cuál menos sana: bolsa de patatas (aunque tienen una forma como de tornillo) con sabor a queso (o eso dice la bolsa), unas pocas galletas de chocolate (que ya me he comido xD), unos Pocky recubiertos de chocolate blanco y la cena que esta vez he pillado arroz al curry, sólo espero que no sea como el del otro día... xD.

Por cierto, ahora que miro mi habitación, creo que ya es hora de limpiarla un poco, básicamente de todos los envases de lo que he ido comiendo estos días; pero es que da un poco de pereza tener que bajar constantemente a la cocina y tener cuidado de separar bien toda la basura. Bueno, mañana me pondré a fondo y lo dejaré todo bien limpito ^^

Y mientras acaba la secadora, cuento un poco cómo fue el lunes.

El trayecto que hice fue el mismo del día anterior hasta Yokohama; una vez llegué a esa parada, cogí la línea Yokosuka del JR y fui hasta Kita-Kamakura, una estación muy chiquitita justo antes de Kamakura. Para variar no miré demasiado los sitios que podía visitar, sabía de unos pocos templos y ya está, así que me dediqué a seguir las señales que había por el camino (por aquí a tal templo, por allá a otro, etc).

Mi primera parada, a parte de comprarme unas patatas y un zumito porque aún no había tomado nada, fue el templo de Meigetsu-in, en el que tenías que pagar 300 yen para acceder. Era un templo pequeñito y algunas zonas estaban cerradas a la visita por precaución, porque podían caer rocas, pero tenía un jardín estilo zen muy bonito y muy bien cuidado.


En un rinconcito habían instalado un pequeño comedero para ardillas y tuve la suerte de que en ese momento había un par de ardillitas en su hora de comida. Una de ellas se fue rápido pero la otra hasta posó para mi cámara xD.


Caminando un poquito más fui hasta el templo Kencho-ji, un templo zen que fue construido entre 1227 y 1263, donde también tenías que pagar 300 yen para entrar. Éste, sin embargo, era más grande que el anterior, aunque uno de los edificios estaba tapado por obras. Este es el edificio Hatto, donde se hacen la mayoría de las ceremonias públicas.


En otro de los edificios, el Hojo, había un bonito jardín todo de césped con un lago en medio. Para llegar allí tenías que pasar por dentro del edificio, así que era obligatorio quitarte los zapatos; menos mal que ese día no llevaba ningún tomate en el calcetín xD.


Otro de los templos que visité, que no me quedé con el nombre, estaba justo al lado de lo que era ya la ciudad de Kamakura, a pocos minutos a pie de la estación de Kamakura. En éste había mucha más gente que había ido a pasear por ahí el día de fiesta: descubriendo su suerte con los omikuji, rezando en el templo o simplemente paseando a ver qué es lo que se cocía por allí (como yo xD).



Y poco más hice ese día. Estaba algo hambrienta así que me paré un momento a comer en un McDonald's (¡qué buena esta la hamburguesa con salsa teriyaki, nunca me cansaría de ella!) y descubrir por fin dónde estaba el Hase-dera, ese templo donde está ubicada la segunda estatua más grande de Buddha en Japón, pero como ya era tarde decidí dejarlo para otro día.

Ale, me despido ya, que creo que la secadora ya ha acabado y no quiero que se me arrugue mucho la ropa xD.

¡Hasta otro día!

12 de octubre de 2010

Yokohama

¡Buenas noches!

El domingo, que hizo buen día (menos mal xD) y no tenía ningún plan en mente, decidí coger mis cosas e irme a visitar un poco Yokohama. Así que, fui hasta Shibuya y cogí la línea Tokyu Toyoko hasta la parada de Yokohama, baratito y más o menos rápido (unos 40 minutos pero si coges el express, que hace bastantes menos paradas, te plantas allí en un santiamén).

Como no había mirado prácticamente nada sobre Yokohama, llegué sin saber muy bien qué sitios así interesantes podía visitar. Pero me dio igual, simplemente empecé a caminar a ver dónde me llevaba mi (mala) intuición.

Se ve que Yokohama desde hace varios años es una ciudad donde han ido proliferando muchos grandes edificios donde se han instalado centenares de empresas, contando con un distrito financiero (por así decirlo) de gran importancia, llamado Minato Mirai 21. Así que al principio me dediqué básicamente a pasear por las calles mirando los altos y modernos edificios que había.


Compré algo en un konbini y me senté en un parquecito a comer viendo cómo los padres jugaban sobre todo al baseball con sus hijos. Luego decidí seguir caminando en busca del Sky Garden (eh, algo sí había mirado antes de llegar allí xD), un edificio de unos 300 metros en el que en la planta 69 hay un observatorio; eso sí, son mil yenacos que hay que pagar si quieres subir, pero la vista es impresionante.


La pena es que había un poco de niebla y no se veía muy bien el horizonte, pero bueno.

El Sky Garden está emplazado en Landmark Plaza, un centro comercial que por lo que vi era enorme (no me paré a visitarlo, no soy mucho de mirar tiendas), y justo en una especie de foso que hay como si fuera de la antigua Roma había una banda de música que estaba tocando jazz, así que no iba a ser menos que los demás (había mucha gente) y me quedé un rato escuchándoles, aunque acabaron pronto.


Muy cerca de Landmark Plaza hay un pequeño parque de atracciones que recuerdo haber visto en algún dorama, ahora no sé cuál, pero seguro que ha salido en un montón de series japonesas donde va la típica parejita a pasar un rato romántico en la noria. Como ahora que ya es otoño anochece más temprano, pude ver la noria iluminada en el cielo oscuro; la verdad es que es muy bonita y seguramente es bastante romántico subirte en ella cuando está iluminada ^^ (la foto que hice sale algo borrosa, no sé por qué; soy muy mala fotógrafa xD)


Eso sí, me zampé un pedazo de crêppe de chocolate y nata que estaba para chuparse los dedos (literalmente, porque acabé pringada xD).


Seguí caminando por ahí a ver qué más cosas interesantes podía ver y me encontré en un parquecito a otra banda (esta vez parecían estudiantes) que estaba tocando jazz; ¿que era el día mundial del jazz y yo no me enteré...? Aunque justo cuando llegué ya terminaban, vaya suerte xD.

Y por casualidad me encontré con... ¡la Oktoberfest! Al ser domingo y al día siguiente fiesta, había cientos y cientos de personas ahí congregadas poniéndose ciegos a litros de cerveza y a salchichas alemanas xD


Después de eso poco más hice porque estaba bastante cansada de tanto caminar y caminar. Así que, otro ratito de paseo hasta la parada de tren (que había unos 20 ó 30 minutos de camino xD) y para casita a descansar.
Y ayer lunes, que como ya dije fue fiesta, por fin pude ir a Kamakura, aunque eso ya lo contaré mañana, ¡que aún tengo que cenar!
¡Hasta otro día!