15 de marzo de 2011

Cuarto día del terremoto

Buenas tardes,

Han pasado ya cuatro días desde el terremoto y posterior tsunami que se vivió aquí en Japón. Desde entonces hay réplicas continuamente aunque muchas de ellas casi imperceptibles. Esta noche pasada, no sé exactamente a qué hora porque estaba durmiendo y casi ni me he dado cuenta, ha habido una un poco más fuerte que las que llevamos viviendo últimamente. Lógicamente ahora estamos más atentos a los temblores y nos los tomamos más en serio que antes del terremoto, pero en ningún momento ha cundido el pánico, al menos aquí en Tokyo.

¿Y a qué viene todo esto? Pues muy sencillo: a que muchos medios internacionales están difundiendo noticias alarmantes y exageradas, muchas veces ni siquiera contrastadas del todo con las fuentes oficiales y gubernamentales japonesas. Es cierto que hay cierto miedo y preocupación por lo que está pasando en las centrales nucleares, no somos robots sin ningún tipo de sentimiento, pero también es cierto que, al menos aquí en Tokyo (no puedo hablar por el resto de ciudades porque no lo sé), lo que reina es la calma.

Si bien hay algunos productos que están prácticamente agotados en casi todas partes, como pueden ser el arroz y el pan, del resto de alimentos hay absolutamente de sobra. Ayer mismo por la mañana me fui al supermercado cerca de mi casa y, exceptuando el arroz, había de todo: carne, pescado, huevos, verduras, frutas... O sea, que ya hemos tirado abajo la supuesta información que han dado algunos medios (hablando siempre de medios internacionales, me refiero) de que no hay comida.

En cuanto a la electricidad, van habiendo cortes intermitentes de luz, todos programados y de los cuales la población tiene total conocimiento, para ahorrar energía y poder hacérsela llegar a aquellos lugares que realmente la necesitaran. Por ejemplo en mi barrio, Nerima, ayer supuestamente tendríamos cortes de luz de las 6:20h a las 10h y de las 16:50h a las 20:30h, de los cuales no se produjo ninguno. Hoy en teoría había otro corte de las 15:20h a las 19h y, como podéis comprobar, no lo ha habido. ¿Y todo esto por qué? Pues porque la población está concienciada; por ejemplo, las televisiones gigantes típicas que hay en Shibuya están apagadas para ahorrar energía.

A lo único a lo que se le podría llamar "caos" es al transporte ferroviario ya que, también para ahorrar energía, la frecuencia con la que pasan los trenes (de cualquier línea y compañía) es menor a la habitual, con el consiguiente abarrotamiento de gente.

Y otra cosa que quería dejar clara y que, si puede ser, sepa todo el mundo, es que la Embajada Española en Tokyo NO SE HA PUESTO EN CONTACTO prácticamente con ningún español residente en Tokyo. Creo que con alguno sí se ha puesto en contacto pero, de todos los españoles que conozco aquí (no sabría decir exactamente, pero ponle que entre 15 y 20), no ha contactado con absolutamente nadie. El único "contacto" que hemos podido tener ha sido a través de su página web en la que colgaron un comunicado TRES DÍAS DESPUÉS del terremoto. No sé cómo no se les cae la cara de vergüenza diciendo al gobierno y a los medios que "todos los españoles están bien" cuando ni se han dignado a contactar con nosotros. Es totalmente vergonzoso y estamos todos muy cabreados con la Embajada.

Resumiendo un poco: en Tokyo estamos completamente bien, hay comida de sobra, no hay caos ni pánico y, sobre todo, no hagáis caso al 100% de todo lo que veis en las noticias españolas. Aquí, en Japón, la verdadera prioridad ahora es rescatar a aquellas personas que aún siguen atrapadas o desaparecidas en las zonas realmente afectadas y controlar las centrales nucleares. Y todo esto es algo que, estoy segurísima, están intentando con todas sus fuerzas todos los organismos allí desplazados (policía, bomberos, ejército, servicios de emergencias, hospitales, voluntarios...).

3 comentarios:

Eien dijo...

Qué vergüenza la embajada española... pffff.
Silvia yo tengo que decir que los medios no cuentan las cosas con la calma que trasmitís los que estáis allí. Acaban de decir que como en Tokyo (sí, ni al norte ni al sur) no se están suministrando pastillas de yodo se están pimplando los betadines diluidos en agua O___o, además de que poco más y están todos los tokyotas de éxodo masivo, huyendo de la radiación (han puesto una imagen, que no sé si sería Tokyo pero lo daban a entender) con gente tapándose la cabeza con cosas que parecían de papel de plata por las calles.
Yo me fío de lo que la gente por allí decís que veís en las noticias y la tranquilidad, y luego veo estas noticias y ya, no sé...
Lo que más me fastidia es que la gente se está olvidando de las muertes por el tsunami y sólo hablan como en un debate nuclear...

Que pase pronto todo y remonte el país, yo de momento ya he hecho mis donativos :(
Siento estos mensajes, de veras. Pero siento amor por esa tierra y me duelen muchas cosas que oigo.

Por otra parte, habéis vuelto a la academia? Espero que todo bien por las clases y que no esté siendo muy complicado el temario jeje

Besos.

Joel dijo...

Oye, qué vas a hacer al final? Te quedas o te piras?? Bueno, sea como sea mucha suerte! Ánimos!

Sílvia dijo...

@Eien: Cuando he leído tu comentario me he empezado a descojonar xD No por ti, obviamente, sino por lo que dices que están contando en las noticias españolas. No están repartiendo nada de pastillas de yodo, la gente va con mascarilla igual que siempre por los resfriados y por las alergias ahora que viene la primavera, nadie va envuelto en papel de plata por miedo a la radiación (menudas ideas de bombero tienen algunos...), el "éxodo masivo" es por parte de los extranjeros (normal, con todas las noticias que los medios internacionales están dando...).
Bueno, que me enrollo, que por aquí de momento todo sigue igual de bien. ¡Gracias por comentar! ;)

@Joel: Al final me piro por la familia, que mi madre está de los nervios y no quiero que sufra más de lo que lo está haciendo. ¡Gracias por los ánimos! ;)