13 de febrero de 2009

Y yo me quedé... O_O!!

¡Buenas tardes!

Esta mañana, como todas las mañanas durante los periodos que tengo de clases teóricas, las 5 amigas hemos ido al bar de enfrente del hospital a tomar el desayuno y hablar un poquito de nuestras cosas. Como llevamos ya algún tiempo yendo allí, conocemos algo mejor a los dueños y a la camarera que nos atiende.

Pues bien, eran casi las 12 del mediodía y nosotras estábamos desayunando tranquilamente, sentadas en una mesa y hablando de los disfraces que nos pondremos para los carnavales de Tenerife. Empezamos a oír gritos y nos giramos todos los que estábamos en el bar para saber qué ocurría. Se siguen oyendo gritos y más gritos y el (supongo yo) dueño del bar se nos acerca para decirnos que estemos tranquilas, que es un borracho que la está armando un poco.
Los gritos pasaron a ser insultos en toda regla, y nos enteramos de que el borracho es el marido de esta camarera que siempre nos atiende.

Después de todos los insultos a su propia mujer (los cuales no voy a reproducir, pero ya se suponen cuáles son) y de forcejear con el dueño (al cual le hizo unas heridas en las manos) el tipo se marchó, aunque ya se había avisado a la policía.

Después del susto en el que estábamos inmersas (todas las clientas éramos chicas), empezamos a comentar todo lo que había pasado, y unos 10 minutos más tarde vuelve a aparecer el mismo tío otra vez insultando y llamando a su mujer de todo menos bonita.
Vemos que el tío entra en la cocina del bar, saca a sus dos hijos pequeños, que anteriormente no había llevado al colegio y a los cuales su madre se los había tenido que llevar al trabajo, y sigue insultando y amenazando a su mujer, delante de sus propios hijos, que no tendrían más de 6 ó 7 años.

Por suerte los Mossos d'Esquadra llegaron en ese instante y, después de hablar con el tío este y con algunos de los testigos que estábamos ahí en ese momento, se lo llevaron a la comisaría detenido, donde pasará esta noche en el calabozo.
La mujer le ha denunciado porque, desgraciadamente, ésta no era la primera vez que pasaba algo parecido, y además se ve que la maltrataba...

Sinceramente, yo estaba muerta de miedo porque nunca sabes cómo va a reaccionar una persona así que encima está borracha, pero lo que me inquieta es cómo reaccionará este ser cuando salga de los calabozos...

Sólo espero que esta entrada se acabe aquí y que no tenga que hacer ningún otro post parecido, nunca más.

3 comentarios:

Nana dijo...

Es simplemente espantoso lo que está ocurriendo con la violencia machista. Lo peor de todo es que, por frío que pueda sonar, parte de la culpa es "nuestra", pues la mayoría de mujeres aceptan su maltrato sin denunciarlo, entendiéndolo como algo "normal", o una simple "rabieta momentánea" de su pareja. Lo que hay que tener es tolerancia cero y punto.

Lo que pasa es que cuando se tienen hijos y una familia formada, caen en la falsa idea de que permanecer juntos es mejor para los pequeños... pero lo que hay que hacer es darles ejemplo a los críos, y enseñarles que no hay que aguantar ese comportamiento.

Lo más triste es que nos da la sensación de que esto es un problema agravado actualmente porque se habla de ello constantemente, pero en realidad ha existido toda la vida, sólo que antes nadie decia nada. Imagínate la de víctimas que puede haber habido hasta ahora.

Nana dijo...

Por cierto, ¿Cómo ha quedado el asunto de tus prácticas suspendidas?

Silvia dijo...

Al final la mujer se ha decidido a denunciarle y tuvieron el juicio el viernes, justo al día siguiente de esto que pasó. Me ha comentado que el tío tiene una orden de alejamiento, y que a ver cómo prospera esto.

Y lo de las prácticas, por suerte la profesora nos ha dicho que sólo tenemos que repetir el trabajo, corrigiendo lo que tenemos mal ^^